Cómo combinar los colores de tu sala

Los tonos del hogar cumplen una función importante a la hora de decorar y por eso debemos prestarles mucha atención si queremos un ambiente en armonía y agradable. Hoy te contamos, ¿Cómo combinar los colores de tu sala?

Ese espacio que es el más frecuentado para distendernos y recibir visitas debe estar impecable ¡Te brindamos algunos consejos para que lo logres!

Colores neutros

Esta opción es ideal si tienes dudas y no quieres arriesgarte con los colores fuertes por miedo a cómo pueda quedar. El gris o el blanco son una excelente base que te ayudarán a combinar con cualquier otro tono sin que quede mal. Verás que es sencillo, elegante y le otorgará a tu sala un estilo moderno.

 

El blanco y el negro son un clásico que quedan muy bien y contrastan generando textura y vida a tu sala. Sin embargo, intenta encontrar el equilibrio para que tu espacio no quede muy oscuro. Recuerda que el negro absorbe mucha luz y si tu sala es pequeña, parecerá mucho más chica.

 

En cambio, el blanco aporta mucha luminosidad y nos brinda la sensación de que tenemos más espacio ¡Pero tampoco debemos abusar!

 

Ten en cuenta también los tonos que tienen los elementos que rodean la sala, como el sofá, los cuadros, los muebles. En el caso de que sean muy estridentes, los puedes disimular con cojines o directamente cambiarlos para que tu espacio sea más libre y se sienta más limpio.

 

Colores cálidos

En este punto te vamos a brindar colores específicos. La mejor combinación para un ambiente cálido pueden ser: el café, el color crema y naranja.

La idea principal es seguir la misma línea cromática para lograr armonía. Sabemos que la mayoría de los muebles tienen un tono café o marrón ¡por eso las paredes de color naranja y crema combinan perfecto!

 

La intensidad del color la decides tu. También puedes crear focos de atención colocando elementos naranja a lo largo de la sala; puede ser un cojín, una alfombra o un florero. Verás que ese mínimo detalle destacará del resto.

 

Por otro lado, la línea cromática queda muy bien con el verde natural de alguna planta ¡Juega con diferentes elementos!

Colores fríos

Uno de los colores que marcó tendencia esta temporada fue el verde menta. Se destaca por ser un tono pálido que también se puede combinar con el blanco y la madera que pueda haber en la sala.

 

Este tono combina muy bien con el gris y para crear centros de atención, el azul puede ser tu gran aliado. Puedes colocarlo de manera sutil en alguna cortina de la ventana más cerca o en cojines con diseños modernos. Notarás el ambiente más refrescante y tranquilo.

Colores pastel

La opción más moderna es la de utilizar colores suaves como el verde, celeste, amarillo o naranja ¡No todos juntos!

 

Prueba el que más te gusta. El azul pastel con el amarillo pueden ser una mala combinación por ser demasiado opuestos, sin embargo, combinar ambos con un naranja, beige o incluso blanco quedarían genial.

 

Puedes reparar algún mueble antiguo y pintarlo con estos tonos ¡Tendrá una personalidad única y completamente renovada!

¡Anímate a utilizar tu color favorito!

Lo importante es que la sala te guste a ti y te haga sentir cómoda. El único error que no debes cometer, es el de colocar el mismo tono en cada detalle porque de esa manera estará muy cargado.

Si te gusta el rojo chillón o el violeta, puedes utilizarlo sin problemas siempre y cuando lo puedas combinar con un gris o blanco. Juega con la paleta de colores, hay tonos más fuertes y otros más pálidos. Recuerda también pensar siempre en los objetos que ya tienes en tu hogar para que la pintura acompañe.

¿Cuál de todas estas combinaciones te convence más?

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Concepts Life

Boletín Informativo

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

© 2020 - Concepts Life