5 formas de decorar con cuadros

Tu hogar puede renovarse de forma sencilla si utilizas elementos para generar centros de atención. Verás que se modificará el ambiente por completo. Por eso, hoy te enseñamos 5 formas de decorar con cuadros, para que aprendas a combinar modelos, colores y tamaños ¡Manos a la obra!

1. Presta atención a los colores

Para lograr una decoración novedosa, lo ideal es que prestes atención a los detalles. El más importante tiene que ver con saber combinar los colores. Los tonos siempre deben ser acordes. Por eso, se puso de moda utilizar varios cuadros con diseños parecidos ¡Incluso se compran en conjunto!

Un espacio ideal para decorar con cuadros, es arriba del sofá. Intenta que los colores combinen con los cojines y que los cuadros comiencen y terminen en la misma posición que tiene el sillón. Esto contribuirá a la sensación de orden.

También hay cuadros que lejos de ser planos, tienen mucha textura aportando personalidad. Por ejemplo, haciendo sombra en las paredes como si se desprendieran de ella. Para lograrlo, necesitas un tipo de cuadro un poco más grueso de lo normal ¡Apuesta por algo distinto!

2. Cuadros de diferentes tamaños

Otro de los estilos decorativos que está en auge es el de utilizar varias dimensiones cuando se decora con cuadros. No es necesario que cada uno tenga la misma medida, puedes ir variando y comprando juegos que lejos de quedar desequilibrados, juntos son un gran conjunto y se roban la atención.

Generar puntos focales es super importante para romper con lo hegemónico y conquistar miradas en tu sala. Si en tu espacio, por ejemplo, predomina el color blanco, anímate a colocar cuadros negros llamativos. Los diseños más bonitos suelen ser los florales ¡Verás cómo se destacan!

3. Del más grande al más pequeño

Ya te mencionamos que un tip para que tu sala quede impecable es que debes medir el largo de tu sofá para que los cuadros que utilices tengan la misma medida que él. Esto se debe a que si los cuadros quedan más pequeños no llamarán tanto la atención, pero si lo que quieres es que se produzca un cambio, tiene que estar a la misma medida o sobresalir con respecto al sofá.

La forma correcta de ordenarlo es colocando en el centro los cuadros más altos, llevando a las esquinas los más pequeños. También, puedes optar por cuadros del mismo tamaño con forma cuadrada, colgandolos con mucho espacio entre ellos.

Recuerda que la idea no es llenar de cuadros la sala. Si vas a utilizar modelos grandes y llamativos intenta deshacerte de otros que estén dando vueltas. O al contrario, cuelga los cuadros en diferentes lugares, siempre intercalando y dejando por lo menos una pared lisa.

4. Cuadros en forma vertical

Para romper con lo tradicional también puedes apostar por un juego de cuadros que se colocan de forma vertical. Que cada pieza sea parte de un rompecabeza y forme al cuadro completo para decorar aquellas paredes vacías que se encuentran en los pasillos o incluso para utilizar en el baño.

Otro de los trucos que usan es el de comprar cuadros que tengan el mismo color que la pared. De esta manera, la ilustración que hay en su interior parece estar pintada formando una pequeña exposición de arte en tu hogar.

5. ¿Son buenos los cuadros grandes individuales?

Una opción alternativa, que muy pocos se animan, es el de decorar con cuadros gigantes. Esto tiene como ventaja que parecen grandes murales en la sala porque ocupan casi todo el espacio de la pared.

Recuerda que tiene que estar en una zona iluminada para que pueda lucirse mucho más y también debes tener en cuenta los colores que eliges. Si tu sala tiene tonos fríos no puedes poner un cuadro con colores cálidos como el rojo porque el contraste será negativo.

 

¿Con cuál de todos estos modelos te vas a quedar?

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Concepts Life

Boletín Informativo

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

© 2020 - Concepts Life