Todos necesitamos disfrutar de un espacio  propio y cada vez es más común ver a muchos hombres buscando el suyo.

Surge entonces MAN CAVE, la tendencia que aboga por una “cueva” especialmente masculina.

La colección y sus objetos decorativos ven más allá de un ambiente de simple retiro varonil. La cueva del hombre de hoy es mucho más sofisticada y elegante, por no mencionar mucho más conveniente.

Esta última tendencia está concebida también para seducir a las mujeres que admiran el buen gusto de un caballero.

¿Quién dice que los espacios masculinos sólo deberían estar decorados con recuerdos deportivos?

Hoy día, el hombre es más sofisticado y también disfruta decorar con accesorios elegantes y por qué no? … a menudo glamorosos, como artes de pared, esculturas de madera y metal,  una rica tapicería, tanto para muebles como para cojines y cortinas.

Este ambiente se torna sobrio, acogedor, cálido y esencialmente elegante, donde
la sensibilidad femenina sobre la decoración de la casa permanece inalterable.