La elegancia clásica sigue vigente en 2019

Nuestra colección Glitz representa una nueva versión del más antiguo de todos los estilos: el clásico. Su vertiente más actual, implica una renovación constante, convirtiéndolo en un neoclásico inmortal y renovado. Las conceptos tradicionales de elegancia y lujo están muy presentes en esta tendencia, haciendo evidente su atractivo para todo tipo de cultura y generación.

Por mucho que el minimalismo haya penetrado en los millennials, el estilo clásico mantiene su firmeza y continúa destacando y despertando admiración en cualquier espacio. Ha evolucionado, de forma muy sutil, hacia la ligereza en los ambientes, dejando atrás la pesadez de las telas y las maderas nobles.

¿Listo para descubrir todo lo que esta tendencia tiene para ofrecer? En esta publicación daremos más detalles de este estilo imprescindible en el interiorismo y compartiremos algunas muestras de nuestra colección Glitz que logran captar la singularidad y pertinencia de este espectacular estilo clásico.

Plateado: Valor y delicadeza
Los colores destacados de esta corriente son los que están directamente asociados con brillos: silver plated, transparencias y cristales. El plateado, gris, blanco y las transparencias son los mejores aliados para aplicar el toque clásico que cualquier hogar necesita. En nuestra colección Glitz lo apreciamos en casi todas nuestras piezas.

Sofisticación y solemnidad son quizás los principales conceptos que definen este estilo. Es importante que, antes de elegir todas las piezas —y aunque cumplan con los requisitos de la paleta de colores—, tomemos en cuenta si el aporte que queremos hacer estará acorde con el concepto que buscamos y cumple con las características necesarias. Un ojo crítico es esencial para alcanzar los altos estándares de esta práctica decorativa.

El color mate que mejor representa el estilo clásico es el gris. Como tiene múltiples tonalidades, es un color muy versátil que puede añadir textura, relieve y profundidad, convirtiéndose en el mejor aliado. Su falta de brillo aporta la serenidad que necesita esta tendencia, y lo convierte en el tono que mejor logra la armonía en los espacios con una decoración clásica. El gris está presente principalmente en muebles, en sofás, butacas y sillas de gran tamaño, sobre los que podemos agregar mantas y cojines para añadir dinamismo.

En cuanto a la transparencia, destacamos que también añade una sensación de limpieza, claridad y pulcritud que enriquece la decoración neoclásica. Además de elegantes espejos con acabados delicados y reflejos nítidos del espacio, las mesas de cristal o brillante metal, lámparas de base transparente y los detalles en plata, son solo algunos ejemplos que ilustran este aspecto pulcro de este estilo de decoración.

Fecha publicada: marzo 15, 2019